Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

OCTUBRE, MES DE LA CONCIENTIZACIÓN CONTRA EL CÁNCER DE MAMA

Importante es reflexionar sobre la situación de salud de las mujeres en México, octubre se constituye como el Mes de la Concientización Contra el Cáncer de Mama, en donde se hacen diversas acciones de sensibilización, prevención y tratamiento contra este tipo de cáncer. Con motivo también del 19 de octubre, Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, la Red Nacional de Refugios expone la necesidad de crear reflexión acerca de esta afección a la salud de las mujeres, la cual se constituye como la mayor causa de muerte entre ellas. Para ello, presenta una compilación de artículos emitidos alrededor del tema y que explican la magnitud del problema de salud pública, así como medidas para su prevención.

 

Cáncer de mama en México: una prioridad apremiante 1

 

El cáncer de mama es una grave amenaza para la salud de la mujer a nivel mundial y constituye una prioridad no reconocida en los países de ingresos medios. Desde 2006 el cáncer de mama es causante de un mayor número de muertes que el cáncer cérvicouterino. Esta afección es la segunda causa de muerte en mujeres de 30 a 54 años de edad y amenaza a todos los grupos socioeconómicos. Los datos sobre detección, si bien subreportados, muestran 6 000 nuevos casos en 1990 y se estima un incremento cercano a 16 500 nuevos casos anuales para 2020. Más aún, la mayoría de los casos se autodetecta y sólo 10% de todos los casos se identifica en etapa I. La seguridad social en México cubre alrededor de 40 a 45% de la población e incluye tratamiento del cáncer de mama. A partir de 2007, la población sin seguridad social tiene derecho a tratamiento de cáncer de mama a través del Seguro Popular de Salud. A pesar de esto, los servicios escasean y las intervenciones de detección temprana, en particular la mamografía, son muy limitadas. Desde el año 2006, sólo 22% de las mujeres de 40 a 69 años se sometió a una mamografía en el último año. Existen barreras tanto en la demanda como en la oferta. El cabildeo, la educación, la creación de conciencia y una respuesta articulada de políticas son importantes para garantizar una mayor cobertura, acceso y aceptación tanto del tratamiento como de la detección temprana.

La epidemia del cáncer de mama constituye una prioridad en salud, ya establecida en los países desarrollados. En los países en desarrollo, por el contrario, se ha prestado insuficiente atención a este problema sanitario emergente. La evidencia reciente demuestra que el cáncer de mama es hoy en día una de las principales causas de muerte y discapacidad entre las mujeres de países en vías de desarrollo. En forma paralela, la investigación ha producido nuevas opciones terapéuticas, muchas de las cuales tienen un costo elevado. Por consiguiente, la epidemia de cáncer de mama representa un nuevo desafío para el financiamiento y la protección financiera del sistema de salud, en particular para los países en desarrollo. En México, con una población un poco mayor de 100 millones de habitantes, el cáncer de mama es hoy día uno de los desafíos más importantes para la salud de la mujer adulta. Esta situación es aún un hecho poco conocido, ya que además abundan las interpretaciones erróneas sobre la enfermedad.

 

1 Knaul FM, Nigenda G, Lozano R, Arreola-Ornelas H, Langer A, Frenk J. Cáncer de mama en México: una prioridad apremiante. En www.scielosp.org/pdf/spm/v51s2/v51s2a26.pdf

 El cáncer cérvicouterino se considera todavía una amenaza mucho mayor para la salud y las vidas de las mujeres pobres y se ha difundido la creencia de que el cáncer de mama se concentra de manera notoria en los grupos de nivel socioeconómico elevado. En realidad, las mujeres de bajos recursos enfrentan hoy día una doble carga a partir de las elevadas tasas de cáncer de mama y cérvicouterino. El cáncer de mama es ahora causante, en general, de un mayor número de muertes en México, comparado con el cáncer cérvicouterino, y afecta a mujeres adultas de todas las edades y niveles de ingreso. Actualmente, es la segunda causa de muerte entre las mujeres mexicanas adultas de 30 a 54 años de edad.

 

Con respecto a las políticas, la Secretaría de Salud amplió y aumentó la normatividad y legislación relativa al control del cáncer de mama a través de las directrices técnicas de la Norma Oficial Mexicana. Se establecieron criterios más rigurosos para vigilar los servicios de salud públicos y privados en la prevención, diagnóstico, tratamiento, control y vigilancia de la enfermedad. Para promover la detección temprana, las directrices hacen énfasis en la autoexploración, el examen clínico y la mamografía. Se establece un examen clínico anual realizado por personal capacitado para todas las mujeres de 26 y más años que visitan un centro de salud. Se recomienda una mamografía anual o bianual para mujeres de 40 a 49 años con factores de riesgo específicos y una vez al año para todas las mujeres de 50 años y mayores. Si bien estas directrices son importantes para ofrecer un marco normativo que abarque a todo el sector salud, no garantiza los recursos ni la aplicación de las normas, por lo que la cobertura está muy lejos de ser la adecuada.

 

Concientización sobre el Cáncer de Mama 2

 

Hablar sobre cáncer de mama es hablar de una gran preocupación para la salud pública en todo el mundo, ya que actualmente representa el 16% de todos los cánceres femeninos, es decir, el cáncer más común entre las mujeres

En México, desde 1980 la mortalidad por cáncer de mama ha ido en aumento, hasta situarse por arriba de los fallecimientos por cáncer cervicouterino en 2006, convirtiéndose en la segunda causa de muerte en mujeres de 30 a 54 años de edad y en la primera causa de defunción por cáncer en mujeres en general.

El cambio en la esperanza de vida en los países en desarrollo, que entre 1965 y 2005 se incrementó de 50 a 65 años, ha dado como resultado que en esos países las mujeres alcancen edades en las que es más común desarrollar cáncer de mama. Además, el acelerado proceso de urbanización se asocia con cambios en las conductas reproductivos y los estilos de vida.

 

Estos cambios devienen en otros, como posponer el inicio de la maternidad, tener menos hijos y menos disposición a amamantar, que aunados al sobrepeso y la obesidad, producto del sedentarismo y la ingesta de alimentos de bajo valor nutricional y alto contenido energético, constituyen factores que confluyen en un mayor riesgo en el desarrollo de cáncer de mama.

 

2 Instituto Nacional de Salud Pública, Mes de Concientización sobre el Cáncer de Mama, En www.insp.mx/avisos/2525-mes-concientizacion-cancer-mama.html

 

De acuerdo con los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos), el cáncer de mama en sus etapas iniciales no causa signos ni síntomas. Sin embargo, conforme crece puede presentar cambios en la sensibilidad o apariencia de las mamas. Algunos de los síntomas que pueden presentarse incluyen la aparición de un bulto en los senos o debajo del brazo, en la axila; endurecimiento o hinchazón de una parte de los senos, irritación, descamación, enrojecimiento o hundimientos en la piel de las mamas o en el pezón, cambio en el tamaño o forma de los senos y dolor en cualquiera de sus partes.

 

Para el cáncer de mama, la reducción de factores de riesgo y la detección oportuna juegan un papel preponderante en el control y en la reducción de la mortalidad por esta causa. Existen tres herramientas para la detección oportuna del cáncer de mama: la autoexploración, el examen clínico y la mastografía.

 

De acuerdo con el manual para personal de medicina y enfermería del primer nivel de atención, Detección temprana y manejo integral del cáncer de mama, la exploración clínica ha demostrado contribuir en la reducción de la mortalidad por este padecimiento, junto con la mastografía; que a su vez es “la herramienta más efectiva para la detección oportuna del cáncer de mama”. Por su parte, la autoexploración “tiene como objetivo sensibilizar a la mujer sobre el cáncer de mama y favorecer un mayor conocimiento sobre su cuerpo para que pueda identificar cambios anormales, para la demanda de atención médica oportuna”.

 

Octubre: Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama 3

 

El Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, que se conmemora en todo el mundo cada mes de octubre, contribuye a aumentar la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los cuidados paliativos.

 

Cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458 000 muertes por cáncer de mama (IARC Globocan, 2008). El cáncer de mama es, de lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. En los países de ingresos bajos y medios, su incidencia ha aumentado constantemente en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales.

Los conocimientos actuales sobre las causas del cáncer de mama son insuficientes, por lo que la detección precoz sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad. Cuando se detecta precozmente, se establece un diagnóstico adecuado y se dispone de tratamiento, las posibilidades de curación son elevadas. En cambio, cuando se detecta tardíamente es raro que se pueda ofrecer un tratamiento curativo. En tales casos son necesarios cuidados paliativos para mitigar el sufrimiento del paciente y sus familiares.

 

La mayoría de las muertes (269 000) se producen en los países de ingresos bajos y medios, donde la mayoría de las mujeres con cáncer de mama se diagnostican en estadios avanzados debido a la falta de sensibilización sobre la detección precoz y los obstáculos al acceso a los servicios de salud.

La OMS fomenta los programas integrales de lucha contra el cáncer de mama como parte de los planes de lucha contra el cáncer. Las estrategias recomendadas de detección precoz para los países de ingresos bajos y medios son el conocimiento de los signos y síntomas iniciales y la demostración de cómo se realiza la autoexploración de la mama. Los programas de detección mamográfica son muy caros y solo resultan viables en países con una buena infraestructura sanitaria que se puedan costear programas a largo plazo. El cáncer de mama se presenta, por lo general, entre los 40 y 65 años de edad. Aunque cada vez con más frecuencia, se observan casos en edades más tempranas.

 

"Uno compara con otros países del mundo y en México se presenta 10 años antes que el resto de los países hay ejemplos en nuestro país de niñas de 12, de 14 años en los que se ha encontrado cáncer de mama, afortunadamente muy raro pero por ejemplo, si hacemos un corte a los 40 años de edad, vemos que cerca del 18% que tienen cáncer son este grupo de pacientes jóvenes".

 

 

Mes de la concientización del cáncer de mama 4

 

3 Organización Mundial de la Salud, Octubre: Mes de Sensibilización sobre el Cáncer de Mama, En www.who.int/cancer/events/breast_cancer_month/es/

 

Los médicos, lo relacionan con estilos de vida no saludables y con razones hereditarias.

 

"Seguramente los que se presentan en mujeres de edades más avanzadas tiene que ver mucho con el estilo de vida, pero este grupo en particular de mujeres jóvenes seguramente tienen que ver más con la propia conducta biológica que está teniendo la célula tumoral, indicó el médico, Abelardo Meneses, Director General del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN).

 

El cáncer de mama es genético, tienen mayor riesgo de desarrollarlo las hijas o hermanas de personas que lo han padecido.

 

Las recomendaciones, sobre todo si se tiene antecedentes familiares son:

 

- En todos los casos, realizar autoexploración varias veces al mes, cualquier cambio en forma, color, presencia de bolitas, dolor en las axilas es conveniente que lo cheque un médico.

- Evitar tabaco y alcohol.

- A partir de los 20 años la autoexploración mensual.

- Al llegar a los 25 la exploración médica anual.

- Ultrasonido mamario antes de los 40 años.

- Después de los 40, mastografía y visita al médico al menos cada seis meses. Detectar el cáncer de mama en etapas tempranas es la diferencia entre vivir o morir.

 

Bertha Sola, Octubre, mes de la concientización del cáncer de mama, En 4 www.cronica.com.mx/notas/2015/923475.html

 

Red Nacional de Refugios. México, 2014. Todos los derechos reservados. Sitio web diseñado en AIRE.